GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Lo tuyo mío, lo mío mío?


En éstos tiempos en que el matrimonio anda de capa caída me gustaría poner mi granito de arena con algunas cosas que he observado en las relaciones de varias parejas a las que he visto empezar enamorados su vida conyugal y he visto separarse.
He terminado por sacar algunas conclusiones y todas tienen su orígen en las palabras que Dios dijo a Noé y a su familia cuando el diluvio pasó y las tierras quedaron secas y eran sólo ellos en toda la tierra.
"Creced y multiplicaos, y poblad la tierra; llenad las aguas en los mares; y los volátiles multiplíquense sobre la tierra".

Génesis - 23.


Y otra lectura es la del libro del Génesis (2, 18-24)
El Señor Dios se dijo: — «No está bien que el hombre esté solo; voy a hacerle alguien como él que le ayude.»
Entonces el Señor Dios modeló de arcilla todas las bestias del campo y todos los pájaros del cielo y se los presentó al hombre, para ver qué nombre les ponía. Y cada ser vivo llevaría el nombre que el hombre le pusiera.
Así, el hombre puso nombre a todos los animales domésticos, a los pájaros del cielo y a las bestias del campo; pero no encontraba ninguno como él que lo ayudase.
Entonces el Señor Dios dejó caer sobre el hombre un letargo, y el hombre se durmió. Le sacó una costilla y le cerró el sitio con carne.
Y el Señor Dios trabajó la costilla que le había sacado al hombre, haciendo una mujer, y se la presentó al hombre.
El hombre dijo: — «¡Esta sí que es hueso de mis huesos y carne de mi carne!
Su nombre será Mujer, porque ha salido del hombre.
Por eso abandonará el hombre a su padre y a su madre, se unirá a su mujer y serán los dos una sola carne.»
Yo no creo que la falta de amor sea la causa de tantas separaciones. Creo que es la falta de sabiduría, de la sabiduría divina. La falta de sabiduría al elegir el lugar en donde vivirán como pareja.
Voy a poner algunas conclusiones que he sacado y también lo que he terminado por observar tienen en común las parejas que conosco y han terminado separadas o que tienen muchos problemas entre ellos.
Dice un viejo dicho mexicano: "El casado, casa quiere", modificado "El casado, casa tiene".:
  • Muchas de esas parejas, han vivido con sus padres durante un tiempo de su matrimonio. Esos problemas no los han podido solucionar en mucho tiempo.
  • Muchas de ésas parejas han vivido cerca de sus padres en el mismo terreno, en el mismo fraccionamiento o en la misma colonia.
  • Otras parejas viven en la misma calle o barrio de los familiares de ambas parejas.
  • Otras parejas han vivido en casas de familiares sin pagar renta y sin cooperar en el mantenimiento y cuidado de ellas.
Como puedes observar lo que tienen en común éstas parejas es que sus problemas empezaron al no aceptar y hacer suya la palabra de Dios: "el hombre abandonará la casa de sus padres". Y la mujer también, por supuesto.
Pero la palabra de Dios no llega ahí. Continúa: "y formará una sóla carne". Y se aplica también para la mujer, por supuesto.
Puedo contar tantos casos como el de mi abuelita y sus hermanas que se casaron o unieron con chicos de su misma calle o barrio y terminaron viviendo tremendos dramas, todas terminaron separadas de sus esposos. Unas se fueron a vivir con sus esposos, pero Todas tenían un pedacito en el terreno de sus padres.
Otra pareja se fué a vivir lejos de su familia, después de vivir en casa de los padres de ella, que les ofrecieron su casa mientras se estabilizaba su economía ya que él ganaba muy poco y ella no se avino al lugar que él podía pagar.

Una pareja más en la que él se alejó porque su mujer construyó en casa de sus padres, no queriendo irse a donde él podía pagar una renta. Ella lo siguió, pero nunca se ha avenido a vivir su matrimonio como Dios manda porque siente la seguridad que le da el tener "su" casa en casa de sus padres.
Y al vivir lejos de su familia empezaron los viajes carísimos para visitarla o pagar los viajes a su mamá que alargaba cada vez más su estancia desatendiendo a su marido y a sus otros hijos.
Otra pareja que vivía en la casa grande de unos familiares de ella, pagando renta y que no se avino a vivir en el departamento de interés social que su marido había adquirido, la cual terminaron vendiendo y adquiriendo otro crédito de una casa más grande, ésta vez crédito adquirido por ella.
Otra pareja en la que ella vive en casa de sus padres de una manera cómoda y no se aviene a empezar con lo que su esposo y ella puedan hacer.
Y puedo seguir y seguir con casos en los que sobre todo la mujer no se adecua a su nueva situación, a empezar en un lugar más pequeño, con menos comodidades que la casa de sus padres, o tiene una herencia o una seguridad que le impide entregarse de lleno a su nueva forma de vida.
No soy feminista y mucho menos machista, mi comentario puede sonar así, pero no lo es. El matrimonio es ser una sóla carne. Al casarnos tanto el hombre como la mujer aporta cada uno lo que es y lo que tiene. Eso de "bienes separados" me parece una tontería. Eso de "por si no funciona, por si me deja, por si ...."
La fé es un salto en la oscuridad. El matrimonio también. Y es un salto que se da juntos.
No quiero decir con ello, que si tengo algo de herencia renuncie a ella, pero sí que considere a mi cónyuge poseedor de lo mismo que yo tengo, sin miedo a que me lo quite.
Recuerdo a mi abue decirme: "Mi'jita, estudia una carrera por si tu marido te sale malo". Y por supuesto, no le hice caso. Estudié por gusto, por superación propia, pero nunca pensando en que mi marido "me saliera malo"
Existe otro dicho mexicano: "Ni tanta cera que queme al santo, ni tan poca que no lo alumbre". He comentado casos en los que la pareja vive tan cerca de su familia que se queman y otros que por querer poner tierra de por medio no son alumbrados.
Vivir retirado de la familia hace que sea agradable el visitarlos, pero el vivir tan lejos de ellos que salga carísimo el hacerlo, también trae problemas, como en el caso de una pareja en la que ella es de Venezuela y se vino a México con su esposo, tienen un hijo y después de un tiempo empieza la nostalgia y los viajes de ida y vuelta, el gastadero de dinero, el desatender a su esposo y su familia.
Muchas de éstas parejas han optado por radicar en otros países u otros estados, huyendo de su familia. Y nadie que haga ésto, puede vivir bien.
Los evangelios nos dicen que perdonemos, que si tenemos problemas con alguien los solucionemos. Muchas de éstas parejas han elegido irse lejos por problemas entre ellos, con sus familiares o con los familiares de alguno de los dos. Y siguen teniendo problemas.
Habemos parejas como mi esposo y yo, que por razones económicas hemos dejado nuestra ciudad, pero no por resentimientos contra la familia. Antes de salir, solucionamos nuestros problemas con ellos, si los teníamos. La distancia ha acrecentado el amor hacia nuestras familias, al contrario de muchas parejas que se alejan resentidas. Se sufre al tener lejos a la familia porque se les ama, pero se comparte y disfruta el estar con ellos cuando se les visita.
Resumiendo: El matrimonio es una vida en común, en donde yo pongo todo lo que soy, todo lo que tengo y mi cónyuge pone lo que es y lo que tiene, sin reservarse nada.
El día que yo dejé la casa de mis padres me llevé todo: mis libros, mis ropas, mis zapatos, hasta el último pasador que tenía. Y pasaron a ser nuestros libros.
Mi ropa y mis zapatos por supuesto no pasaron a ser de mi marido jajja pero todo lo demás que yo poseía sí: mi buen humor, mi inteligencia, mi don de gentes, mi habilidad manual, mis estudios; todo lo puse en bien de mi matrimonio.
Mi esposo hizo lo mismo.
Si alguna imágen refleja el matrimonio es la de la pareja inicia su nueva vida:
Un carro con el letrero "Recién casados" donde él va manejando, ella a su lado.
Y tras de ellos, atado al carro, botes, latas, sartenes.

No es sólo para hacer ruido por donde pasan, sino es una imágen llena de simbolismo:
El al volante. Ella de copiloto. Llevando consigo todo lo que poseen y son.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified

Seguidores