GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Terapia especialmente poderosa para matrimonios en peligro: la mirada

Por:  http://mscperu.org/

Fuente:  http://mscperu.org

Un día una pareja se acerca a una persona de confianza y le explica que su matrimonio anda muy mal. Casi no conversan, están muy ocupados con los hijos y discuten con frecuencia. Preguntan: ¿Qué podemos hacer? La persona de confianza les constesta: "Yo tengo la receta para la cura. Sin embargo, para que surta efecto ustedes deben aplicarla exactamente como se prescribe". Le contestan: "Aunque sea muy exigente y complicado, nosotros lo vamos hacer porque usted asegura que cura el matrimono.  ¡Lo que sea! ¿Qué tenemos que hacer?

Contemplarse el uno al otro

La receta.
Se levantan media hora antes de lo acostumbrado. Se arreglan y se sientan uno frente al otro y se miran sin decir ni una sola palabra durante 20 minutos. Luego de los 20 minutos se levanten y llevan adelante la jornada como de costumbre. Esto durante 6 días. Recuerden: ¡Se miran durante 20 minutos y no dicen nada y esto durante seis días!

La pareja aplicó la receta durante seis días. Ustedes deberían haberlos visto a los dos al final de la semana: un matrimonio transformado. No tenían que pagar una terapia y conseguir alguna medicina. El pequeño esfuerzo de levantarse más temprano y el contemplar al otro sin hablar durante 20 minutos era el único costo para conseguir un matrimonio renovado.

Mirarse mutuamente con ojos de fe
¿Cuál es el secreto? Cuando uno no habla sino sólo contempla, poco a poco la preocuación personal del que está mirando ya no tiene importancia porque está mirando a la otra persona y es ella que ocupa la atención. El  hablar quiere influenciar al otro. Contemplar sin hablar acepta a la otra persona como es, sin querer cambiarla porque ahí está. La mirada es un piropo potente porque el otro se da cuenta que yo estoy concentrado en su persona, y eso sin distracciones: El otro piensa: "Sólo me mira a mí...". En el interior de ambos comenzarán a desenredarse  los enredos de los pensamientos pesimistas y hasta de resentimiento porque recuerdan, porque contemplan, porque miran.

Es un tipo de experiencia que han tenido los apóstoles en el monte Tabor al contemplar a Jesús transfigurado. ¿Se acuerdan cómo reaccionó san Pedro?: "Señor, ¡qué bien se está aquí! Hagamos tres chozas..." Ya no importaba nada más. Durante esta experiencia del monte Tabor de los esposos, de alguna manera el otro se transfigura para tí. ¡Ya verá! Y  los que creemos en Cristo sabemos que en el otro mora Dios.  La experiencia  les abrirá también los ojos de la fe.
Transfiguración de Jesús en le monte Tabor


¿Quieren ustedes seguir así?

Mirarse es quererse ver como no eres en realidad 
  El egoísmo es amar la muerte
mirarse a sí mismo - egoísmo mortal
El que se mira sólo a sí mismo no se contempla realmente
Estás sola - no miras a nadie más

¿O quieren tener una experiencia del monte Tabor?
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified

Seguidores